domingo, 4 de diciembre de 2016

Desafío Lanas Rubí con Handbox *

Pues ya estamos metidos en Diciembre, casi en invierno, y en Navidad.
Cuando las chicas de Handbox me propusieron un nuevo desafío, acepté sin pestañear al leer el título del correo que recibí "Es tiempo de lanas". Con ese asunto ya me habían ganado. Y más en esta época del año.
El desafío consistía en elegir unos ovillos de entre la amplia gama que ofrece Lanas Rubí y hacer un proyecto, el que yo quisiera.
Cambié varias veces de opinión, pero me decidí finalmente por unos ovillos de lana extra merino que tenían una pinta estupenda y en un color que en la web me gustaba, pero ya cuando lo tuve en la mano me flipó. El gris perfecto. Y es que yo es que soy muy de grises... creo que es el color que predomina en mi armario! y en el de mis hijos. Y la textura un gusto. Yo soy un poco maníatica con las mezclas y los acrílicos, que no me suelen gustar, pero me ha sorprendido gratamente esta lana. No pica nada, es muy agradable al tacto y se trabaja muy bien.

Al final, tras varias pruebas, y algún intento de hacer otra cosa pero que era inviable porque el tiempo corría en mi contra, Laia me pidió una chaqueta y decidí hacérsela! En 2 semanas!
Creo que voy a hacerme una igual para mí, porque aún me queda lana :-)

Y por si tú también te animas, te explico el patrón, porque esta chaqueta es sencilla y muy fácil de adaptar a cualquier a talla.
El post es un poco largo, creo que no escribía un post tan largo desde hace muchísimo! Pero espero que te guste :-)

La chaqueta se empieza desde el cuello y se va tejiendo hacia abajo con las mangas hasta llegar a la sisa. Después se une por las sisas, y se continúa tejiendo el cuerpo. Finalmente se alargan las mangas, si no se quiere dejar de manga corta, hasta la longitud deseada.

El truco para ajustar la talla, es medir el cuello. Montando cadenetas múltiplo de 6 hasta la longitud deseada.

Esta lana marca una aguja de ganchillo del nº5 pero yo elegí hacerla con el nº6 para que quedara más esponjoso y suelto el punto.

Así, para una talla 12 monté 56 cadenetas (6*9) y puse marcadores en los puntos 9, 18, 36 y 45. Ahí es donde hay que hacer los aumentos que irán formando las mangas de la chaqueta.
En la foto si cuentas las cadenetas verás que son menos pero fue mi primer intento, y era un poco justa, porque quiero que le siga sirviendo el año que viene, así que al final la hice cómo te cuento.  
Importante montar las cadenetas sueltecitas, para que el cuello no quede rígido en la primera vuelta.

Primera vuelta
Empezamos con dos cadenetas al aire y en la segunda cadeneta (la cuarta si contamos todas) montamos el primer medio punto alto. Y seguimos montando medios altos hasta llegar hasta nuestro pimer marcador. Ahí hacemos un aumento.
El aumento constará de 1 medio punto alto, dos cadenetas al aire, y otro medio punto alto.

Seguimos montando medios puntos altos en cada cadeneta hasta llegar a cada uno de los marcadores donde realizaremos un aumento como el indicado anteriormente.

Segunda vuelta
Empezamos con dos cadenetas al aire y en el siguiente punto seguimos con medios puntos altos hasta llegar a las dos cadenetas de nuestro primer aumento.
Sobre esas dos cadenetas montamos un nuevo aumento.
Seguimos montando medios puntos altos en cada cadeneta hasta llegar a cada aumento anterior y sobre las dos cadenetas realizaremos un aumento como el indicado anteriormente.
Tercera, cuarta, quinta.. vuelta
Continuamos como en la segunda vuelta hasta que la sisa cierre cómodamente.

Para comprobar que cierra bien, yo se la iba probando a Laia, cerrando la sisa con ayuda de un marcador.
En nuestro caso fue al terminar la vuelta 33.

Cerrar la sisa
Cuando hemos decidido que ya se puede cerrar la manga, comenzamos a tejer la vuelta como normalmente, pasamos el primer aumento como una vuelta normal, y al llegar a montar la segunda cadeneta del segundo aumento, la sustituimos con un punto raso, cogiendo el primer aumento de esta vuelta (rodeando las dos cadenetas del primer aumento).
Ya tenemos cerrada la primera manga.
Seguimos con medios puntos altos, hacemos el tercer aumento, seguimos con medios puntos altos hasta el cuarto aumento que repetimos la operación. Al llegar a montar la segunda cadeneta del cuarto aumento, la sustituimos con un punto raso, cogiendo el tercer aumento de esta vuelta (rodeando las dos cadenetas del tercer aumento).
Siguientes vueltas
Empezamos con dos cadenetas al aire y puntos medio altos en cada punto hasta el final (las mangas ya quedan separadas).
Continuamos todas las vueltas igual hasta el largo deseado.


Mangas
Podemos dejar la chaqueta sin mangas que queda muy mona, pero le podemos añadir mangas francesas (hasta pasado el codo) o normales.
Es lo que más me ha costado, porque no lo había hecho nunca.. y tuve que hacer y deshacer varias veces hasta quedar contenta con el resultado.
Si queremos hacer las mangas largas, enganchamos en la sisa y tejemos, en el primero dos cadenetas en el primero y en el resto puntos medio altos, cerrando con un punto raso la vuelta.
El principio de la manga se hace con disminuciones para que no quede muy ancha.
Para ir disminuyendo un punto en cada vuelta, nos saltamos el primer punto después de la cadeneta y seguimos con puntos medios altos toda la vuelta.
En esta chaqueta, hice lo siguiente con las 25 vueltas que finalmente hice para ajustarlo a la talla.
- Primeras 10 vueltas con disminución
- Siguientes 7 vueltas sin disminución
- Últimas 8 vueltas con disminución.

Aquí aún me quedaba alguna vuelta del cuerpo que terminar...

Y le puse etiqueta, también para saber el derecho y el revés!

En mi Instagram puedes ver el progreso de estas 2 semanas con este desafío ;-)

Lo que me ha gustado mucho muchísimo de este desafío es conocer esta marca, poder probar su lana, y descubrir su blog y su página de Facebook. Sígueles para ver sus novedades, patrones y trucos. ¡Está genial!
Paula

(*) El material para hacer esta chaqueta me lo ha mandado Lanas Rubí.

martes, 29 de noviembre de 2016

Letra Marquee decorada

Ya te conté que el cumple sorpresa de mi amiga Afrika estuvo súper chulo con el libro de firmas, pero también nos animamos a poner más cositas, como unos globos enormes con un 40, y esta letra con su inicial.


La letra la compré en Hema también, como el libro (y por sólo 5 eurillos!)
Me gustaba en blanco, la verdad, pero iba a quedar un poco sosa con la decoración que pensábamos que iba a tener algún toque dorado (por los globos, sobre todo).
Ya te digo yo que tengo una tienda en casa, y no sé en qué ocasión, ni dónde (quizá en Tiger) compré hace mucho unas cartulinas doradas.. pensando en que eran chulas y que algún día haría algo con ellas. Las hemos usado para hacer etiquetas con las troqueladoras por ejemplo.. y en esta ocasión para decorar esta letra!



Es tan sencillo como recortar la cartulina con la forma de la letra y agujeros donde van las bombillas.
Montar las bombillas e introducir las luces es medio minuto, y lista!

¿A que queda mona?

Paula

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Mi despacho/almacén/habitación para de invitados renovada

Ya te conté el otro día que llevo ya meses con el orden en casa. A ver, meses a ratos, no pienses que estoy todo el día liada. Voy poco a poco, e instaurando rutinas para mantener el orden, que parece que funcionan.

Pero de lo que más orgullosa estoy es de una habitación en concreto. Es la habitación extra de la casa, esa que tenemos para cuando vienen mis padres u otros invitados, donde guardaba mis cosas de manualidades, bueno, algunas, donde tenemos los ordenadores y trabaja mi marido también... esa habitación que vale para todo y no conseguíamos tener en orden.
Ya sé que esta habitación en una casa no debe existir, según algunas teorías, pero en nuestro caso la necesitamos porque es el despacho para mi marido que no tiene oficina, y mi almacén porque si no, no tendría dónde tener mis hobbies.

Si me conoces desde hace tiempo me habrás oído/leído decir que puedo montar una tienda. Y es que mi material de manualidades se me estaba yendo bastante de las manos. Lo tenía desperdigado por mil sitios, y realmente no era consciente de lo que tenía. Sabía que era mucho.. pero no me acordaba ni de lo que había, y a veces ni de dónde estaba!
Esto hacía que comprara más, a veces por vicio, porque me encanta comprar cosas bonitas.. pero realmente no las necesitaba. Y ya estaba comprando más de lo mismo sin haber usado lo que ya tenía en casa, porque la verdad, ni me acordaba de tenerlo. 
En este ejercicio de orden en casa han salido hasta cosas repetidas, de verdad!

Y es que a ésto hay que añadir que mi gusto por las manualidades no es de ahora, ya tiene años, aunque en los últimos años ha crecido exponencialmente, han salido cosas de cuando ni habían nacido los niños, como mi afición por los abalorios o el punto de cruz! 

Así que el caos ya era total. Tenía mucho que hacer y no lo podía dejar pasar ya.

El año pasado ya hicimos un cambio de habitación.. porque inicialmente esta habitación, que después del nuestro, es el dormitorio más grande, era la habitación de los niños. Aguantaron poco durmiendo juntos, y pasó a ser la de Laia. Finalmente Laia pasó a otra habitación un pelín más pequeña, porque decidimos dejar ésta más cómoda para dar cabida a todo, y para que fuera más cómoda cuando alguien se quedara en casa, sobre todo por mis padres.

Lo primero fue pintar la habitación. Pasamos de un turquesa, que me encantaba para los niños, a un gris perla súper luminoso. La paliza de pintar la habitación yo solita fue un poco heavy, pero estoy encantada con el resultado.
Y ¿por qué la pinté yo sola? Porque soy una ansiosa, y una vez decidido todo y comprada la pintura no podía esperar más, y el primer día libre que tuve, aunque Jorge no estaba en casa, me puse manos a la obra.

Lo siguiente fue montar unas estanterías. La pintura aún estaba fresca jeje.
No lo teníamos muy claro porque no teníamos dónde ponerlas, pues estaba la cama apoyada en la única pared que quedaba libre.. pero midiendo y dándole vueltas, pensamos que podríamos ponerlas detrás de la cama y que no quedaría mal del todo.
Acababan de anunciar la venta online de IKEA Valencia, y pedimos unas estanterías BILLY blancas que llegaron en un par de días. Y montarlas fue rápido! Me encanta montar muebles de IKEA :-)
Mira las fotos del proceso, que no son muy pinterest, pero el suelo estaba peor.. y la bolsa de basura de la cama era una de ellas, que había más!
Porque en realidad de este cambio, lo más duro fue sacar todos los materiales de sus distintas ubicaciones, y empezar a ordenar.. y tirar...

También aprovechamos esta estantería para despejar la estantería del salón, ya demasiado llena, y dejar en ésta nueva los álbumes de fotos, libros de menos uso pero que no queremos tirar (éstos se quedan menos accesibles detrás de la cama).

Pero ahora sé todo lo que tengo, dónde está .. y que me tengo que poner a usar todos esos materiales para darles salida. Si no, no voy a poder comprar nada nunca mas jejeje


Y bueno, la estantería aún tiene huecos, que cuando termine del todo seguro que podré usar para mantener el orden. Porque en realidad aún no he terminado del todo. El tema lanas y trapillo aún lo tengo en fase de decidir su ubicación final. Tengo una cómoda MALM dentro de uno de los armarios de esa habitación.. pero ese armario es el que me falta por atacar porque es el armario de los abrigos.. y de no sé que más!
Ahora me queda arreglar este lado de la habitación, ver cómo solucionar el tema de los cables, que es un desastre, y decorar esta pared, que está muy libre... pero para eso necesito consenso con el que trabaja aquí a diario ;-)

Paula

domingo, 13 de noviembre de 2016

Bolso de ganchillo, con forro y cremallera

Este verano aprendí a hacer un bolsito de ganchillo que me encanta. El patrón es de Santa Pazienzia y en este post tienes un vídeo tutorial fantástico para aprender a hacerlo.
Lo he hecho ya de varios colores, y en varios tamaños, y es tan rápido y queda tan mono que creo que es totalmente adictivo.

Quería aprovechar el último que he hecho para renovar un poco uno de los tutoriales más vistos de mi blog. El de cómo hacer y poner forro a un bolso de trapillo, que en este caso será en uno de ganchillo.

Pero este bolsito es un poco especial también porque lo he tejido con hilo de algodón mezclado con lamé dorado. En nuestro último viaje a Madrid, pasé por Sostrene Grene en el centro comercial Gran Plaza de Majadahonda, donde siempre me gusta ir porque me encanta. La de monerías que tienen y especialmente por los hilos de algodón que uso muchísimo para amigurumis, jerseys y ahora bolsitos ;-) Y esta vez había unos hilos de lamé en plata y oro.

martes, 8 de noviembre de 2016

Orden en casa!

Creo que es el tema de moda. Hay un boom con el orden, o a mí me lo parece, pues me da la sensación de que no se habla de otra cosa.. o yo ya no hablo de otra cosa.
A finales de verano en un ataque sin más me compré el libro de Marie Kondo, La magia del órden. Me lo leí en un plis, y hasta me releí algunas partes. 
Me puse a aplicar el método KonMari en los cajones de camisetas, y eso que yo ya tenía el método de enrollar los vaqueros siguiendo los consejos de mi querida Andrea Amoretti.
Oye, qué maravilla, ¡todo lo que cabe!

Tenemos en casa varias cómodas MALM de IKEA, con sus cajones profundos, que son perfectos para poner las camisetas y jerseys así. Y soy fan number one de los separadores SKUBB ;-)

Seguí con los cajones de mi marido, de los niños.. y poco a poco los armarios parecen otros.

Además, siguiendo la línea de Marie Kondo, Laia y yo nos metimos un día en su cuarto, y vaciamos sus estanterías, cajones y mesa, y olvidándonos de la ropa que esa ya la pondríamos en orden, conseguimos sacar bolsas y bolsas de juguetes y accesorios para donar, y otras tantas de porquerías, cosas rotas e inservibles para tirar. Con sólo 10 años fue muy madura y estuvo decidiendo ella sola todo! Eso sí, se quedó con unos muñecos con los que no juega ya pero son sus amores, y ahí si que quise que siguiera siendo una niña pequeña por unos años mas.

Yo hice lo mismo con mis cosas.. aunque lo tenía un poco más difícil, porque las mías estaban esparcidas por toda la casa.. pero eso te lo cuento otro día...

Después de haber ordenado los armarios, retirado ropa que ya no usamos o que no nos sirve (porque tuve que admitir que si ya hacía 2 o 3 años que no me podía meter en unos vaqueros/unos pantalones/una falda/un vestido, ya no me los iba a poder poner nunca.. y en el caso extrañísimo de que sí, ya no me iban ni a gustar!), el cambio de armario de verano a invierno lo he hecho súper rápido. 
Porque en lo que no sigo a Marie Kondo es en lo de no guardar la ropa de fuera de temporada... con el calor que hace en Valencia en verano que vamos casi desnudos y en chanclas, y con el fresquito que hace en Madrid en mis viajes de trabajo, tenía que tener la ropa separada sí o sí.
Con más de 30 grados y un 90% de humedad, el sólo hecho de ver una chaqueta de lana gorda ya da calor aunque el aire acondicionado esté a tope!

Una vez metida en esto del órden, por Instagram, descubrí el blog Orden y Limpieza en casa. Se lo he pasado por whatsapp a todas mis amigas. Si te apetece ordenar tu casa y tu vida es un blog de lo más recomendable. 

Yo desde luego encuentro las cosas más rápido, me cuesta menos mantener el orden... que creo que es una de las cosas más importantes. Porque no nos apetece estar todo el día ordenando, verdad?

Paula

domingo, 23 de octubre de 2016

Libro de firmas 40

Anoche tuvimos una fiesta sorpresa para nuestra amiga Afrika que entra en una nueva década, la de los 40, la plenitud (y no lo digo de broma, creo de verdad que es un buen momento jeje).

Su marido contrató un servicio de fotos instantáneas y nos pidió que preparásemos algo más. Entre las amigas, decidimos poner, entre otras cosas, un libro de firmas y yo me ofrecí encantada a prepararlo :-)
Como sabía que habría fotos instantáneas y que podríamos dejarle ese recuerdo a la cumpleañera en qué sitio mejor que en un libro álbum. Así que me puse a buscar uno.

Hace unos días aprovechando un viaje de trabajo a Madrid, hice una incursión rápida a Hema (Desde aquí pido a Hema España que me ofrezco voluntaria para ser su embajadora en Valencia ;-))

Me traje un álbum de scrap perfecto para fotos y decorarlo, pegatinas de letras y de cumpleaños, y saqué mi caja de washis.
Hacía tiempo que no hacía algo así y se me había olvidado lo divertido qué es! Sólo hay que echarle imaginación e ir haciendo combinaciones. Como ves, los colores que elegí son muy minimalistas, kraft, blanco y negro y toques de color flúor en las pegatinas.

El resto de color ya lo pondrían las fotos y las dedicatorias.

domingo, 16 de octubre de 2016

Chal de crochet

No quiero ni mirar hace cuánto no publico.. pero la verdad es que desde que me incorporé al trabajo después de las vacaciones de Verano he tenido mucho trabajo, con viajes incluidos, a los que he añadido mis propios viajes de fin de semana.. así que poco tiempo para crear o para escribir en el blog, la verdad.
Aún así, ya sabes que quieta no estoy, y que mis publicaciones en Instagram siguen, y en las últimas semanas os he ido enseñando un chal que crochet que me he llevado por todas partes. 

La idea para el patrón no es mía, la encontré paseando por Wool and the Gang. El patrón está en inglés y te lo puedes descargar aquí. ¡es gratis!
Ellos proponían hacerlo con 3 ovillos, y yo sólo tenía 2. 2 ovillos amorosos de We are Knitters de Merino Superwash, que compré en alguna oferta hace ya bastante.
Usé el ganchillo del 4.5. Podía haber usado el del 5 pero no sé dónde lo he metido (oops!)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...